Si deseas contactar directamente con el profesor,

comunícate a nuestro teléfono y recibe orientación e información

044 55 2295 3569

“¿Cómo dar clases de piano a un niño?”

Escogiendo al profesor

Primeramente, se tiene que buscar a un profesor calificado para enseñar y con deseos de que el niño realmente aprenda. Esto es muy importante ya que lamentablemente la educación en México y la falta de apoyo hacia las instituciones de enseñanza musical, conllevan a que casi ningún pianista desee dar clases de piano como profesión.

En mi experiencia personal como alumno, concertista y profesor, he notado que los alumnos tienen avances muy positivos cuando el profesor está calificado, como lo es el caso de los profesores Suzuki, Dalcroze, o los profesores que son concertistas activos  con gran interés y paciencia para pensar e involucrarse en el aprendizaje del niño.

Recomiendo evitar a los profesores que sean: excesivamente metódicos, que se enfoquen solamente en la teoría, que no sean músicos activos, de mal carácter o que no esté dispuesto a atender todas y cada una de las dudas que surjan.

La comunicación

Es muy importante la comunicación entre tutor, profesor y niño. Por ello el tutor debe de estar presente en el 100% de las clases teniendo una libreta para poder realizar anotaciones y preguntas sobre los ejercicios del niño.

La motivación

Es de crucial importancia que el tutor y el profesor motiven siempre al niño, felicitarlo sobre su desempeño ya que esto le hará tener mas ganas de seguir aprendiendo el instrumento, y evitar compararlo con otros niños, ya sean compañeros o que se haya visto en algún video.

La paciencia

Debemos de saber que cada niño nació con sus propias virtudes y sus propios defectos; por lo que cada uno asimilará la información a su paso. Si el niño no lo aprende tan rápido como sus compañeros, hay que evitar forzarlo; recordemos nuevamente que, cada uno tiene su propias cualidades y en la música se reflejan en: sensibilidad, rapidez, fluidez, limpieza, energía, dinámica, comprensión, concentración, improvisación y soltura, entre muchas otras.

En mi experiencia como profesor puedo asegurar que jamás he tenido un niño al que demerite por carecer de alguna o varias de estas cualidades;  todo lo contrario, he podido contemplar y descubrir las cualidades que cada chico tiene. Esto tiene gran influencia al momento de realizar una interpretación única, cosa que es muy necesaria en la creación del arte.

531198_3944798735049_606452106_n

 

Prof. Isaí Ruiz con uno de sus alumnos en concierto