¡Sigue estos 7 hábitos y verás como te transformas en un ROCKSTAR del VIOLIN!

#1 No lo guardes en su estuche
Recuerdo cuando mi mamá decía lo siguiente con respecto a la fruta:

Si pongo la fruta a la mano, será más fácil que la coman. Pero si la dejo en el refrigerador, se echa a perder.

-mi mamá

🍏🍌🍇

¡Y cuánta razón tenía!, en efecto si tenemos las cosas a la mano nos es mucho más fácil tomarlas. Por lo que te recomiendo que elimines ese hábito de guardar tu violín en el estuche cuando lo termines de tocar. 

¡Mejor déjalo siempre afuera! y así verás como mejorarás con el tiempo la calidad en tu estudio.

 

#2 Sin dolor no te haces feliz
Recuerdo esa enferma bella canción de Beto Cuevas: «Sin dolor no te haces feliz». Y es por este tipo de nefastas canciones que a veces tergiversamos nuestra realidad.

Pero seré claro, directo y fashion:

 

Con dolor NO te haces feliz.
No sufras, sino todo lo contrario. Haz de tu estudio algo agradable, subsecuente o incluso rentable. Practicar debe ser un placer y no una tortura.

 

[dsm_gradient_text gradient_text=»#3 No te aceleres» _builder_version=»3.29.3″ animation_style=»fold» animation_direction=»right» text_shadow_style=»preset3″ _i=»0″ _address=»1.1.0.0″][/dsm_gradient_text]

He visto en un gran número de veces, cientos, no, menos como miles de veces que los alumnos al estudiar se aceleran. 

Esto quiere decir que no practican con metronomo, ni tampoco con un ritmo gradual. ¡Como es importante esto! pero lamentablemente es muy difícil de corregir. 

[dsm_typing_effect typing_effect=»Es malísimo qwur que sea rapo rapido y trossdfpesa tropezado» typing_speed=»10ms» typing_backspeed=»42ms» _builder_version=»3.29.3″ header_text_color=»#e02b20″ _i=»0″ _address=»1.3.0.0″][/dsm_typing_effect]
[dsm_typing_effect typing_effect=»Mucho mejor lento pero seguro :)» typing_cursor_color=»#7cda24″ _builder_version=»3.29.3″ header_text_color=»#559e1a» _i=»0″ _address=»1.4.0.0″][/dsm_typing_effect]
Bien lo decía el viejo y sabio Shinichi Suzuki:
Dios, si estás ahí por favor ilumina a estos pobres alumnos descarriados que se aceleran y no pueden poner un orden a su estudio. Gracias.

-¡Amén!

 

#4 Estudia progresivamente

[dsm_business_hours _builder_version=»3.29.3″ _i=»0″ _address=»1.8.0.0″][/dsm_business_hours]
Seré claro, directo y te miraré feo cuando lo haga:

 

 

 Tocar piezas de mucha mas dificultad  a tu nivel no te ayuda a mejorar. 

Y con esto no me refiero a que no debas superarte. Todo lo contrario, el estudio progresivo es sumamente importante.Pero existe una gran diferencia entre querer pasar de estrellita a tocar las mañanitas, que de estrellita a las el Canon de Pachelbel.

Se que muchos de ustedes aspiran a tocar grandes cosas, ¡y eso está bien!, pero así como en el ejercicio pasa algo similar:

No puedes construir músculos grandes y fuertes de la noche a la mañana. Es un trabajo que requiere constancia, paciencia y carga progresiva moderada y consciente.

Si algún día lo haces ¡no pasa nada! pero solo ten cuidado de no comenzar a hacerlo un hábito. Porque si lo haces muy seguido, el espíritu de la desafinación y el horror cubrirán tu existencia por el resto de tu vida!!

#5 Toca con acompañamientos para piano   

Siempre procura tocar tus ejercicios con pistas o acompañamientos para piano. Esto es importante porque te ayudará con los siguientes aspectos:

  • Afinación (el piano te ayudará amejorarlo)
  • Tiempo – Dominarás mejor el tiempo metronomicamente (¡ah que palabrita!)
  • Repertorio – Comenzarás a armar tu propio repertorio por si después quieres tocar ¡en público o presentaciones!

Pero es aquí cuando debo hacer algo de buena publicidad:

 

Compra tus partituras en MiCasaDeMusica.com

 En este sitio tenemos partituras profesionales, graduales y con pistas de piano de acompañamiento muy baratas.

Las hicimos así precisamente para los alumnos que quieran mejorar mientras van creando un repertorio. ¡Te lo recomiendo! créeme, me hubiera gustado tener este tipo de material cuando yo era estudiante.

# 6 Utiliza líneas guía si eres principiante

[dsm_perspective_image _builder_version=»3.29.3″ _i=»1″ _address=»4.0.0.1″][/dsm_perspective_image]
Existen por ahí algunos «maestros» (entre comillas), que obligan a sus alumnos principiantes a no utilizar las líneas guía. ¿Por qué hacen esto? A todos los novatos sin excepción les cuesta el doble o triple de trabajo aprender así. Realmente no tiene nada de malo que a un alumno se le proporcionen los recursos necesarios para que se le facilite el aprendizaje.

Por ejemplo, ¿tu aprenderías matemáticas solo con la mente? ¿sin pizarrón, lápiz o aunque sea un ábaco? pues lo mismo pasa con la música. Por desgracia existen allá fuera personas que enorgullecen del hecho de no utilizar estos aditamentos. Pues ni hablar por ellos, pero yo por lo pronto te dejo estas lineas guía para que las descargues y se las puedes instalar a tu violín:

[dsm_perspective_image src=»https://clasesviolinpiano.com/wp-content/uploads/2019/10/Paint-Violin-ready-44-791×1024.jpg» perspective=»949px» dsm_rotate_y=»38deg» dsm_rotate_x=»23deg» dsm_rotate_z=»-31deg» _builder_version=»3.29.3″ _i=»0″ _address=»4.2.0.0″][/dsm_perspective_image]
#7 ¡Disfrútalo!

Si, suena raro e ilógico pero la cantidad de gente que toca el violín y no lo disfruta es bastante alta. Muchas veces pensamos que forzándonos el el mejor camino, pero esta idea no está más que equivocada. A final de cuentas, lo importante es que seas feliz tocando, sea mucho o sea poco. Por ello es que no debes forzarte de manera insana más allá de tu gusto. Aunque al principio sean pocas notas, hazlas con alegría, y no que se vuelva en una obligación forzada y rutinaria. Es mejor que encuentres un gran placer en pocas notas, que muchas notas en sufrimiento.